8 pasos para superar la traición de tu pareja

No es que sea una experiencia habitual, pero puede ocurrir en una relación afianzada, que un día descubres que tu pareja te ha traicionado. Si en estos momentos estás pasando por esta situación o quizás te pasó hace tiempo, seguro que sientes en tu piel todas las inseguridades y las tristezas que una traición puede causar. Considera que hasta la persona con más confianza en si misma y equilibrada emocionalmente, no le es fácil tratar con una situación como ésta.

Lo más importante es mantener la calma y no dejarse llevar por un volcán de sentimientos negativos. Son estos momentos dónde hay que ser capaz de racionalizar tus sentimientos, de tratar realmente de entender lo que pasó, meditar sobre el sentido que poseen las relaciones amorosas en general y averiguar tus motivos, en particular, de estar con tu pareja antes de la traición.

La situación que se plantea entonces, independientemente de terminar o no la relación y cual va ser tu postura, algunas actitudes pueden ayudar a pasar mejor por este momento, desde el apoyo de amistades y familiares, mantener alta la autoestima y no permitirse entrar en un círculo vicioso de malos pensamientos que una situación como esta puede generar.

 

Solteros

 

Veamos los 8 pasos esenciales para superar una traición por parte de tu pareja y continuar tu vida aprendiendo la lección.

          1.- Racionalizar

Para ello es crucial llegar hasta el fondo de tus emociones, saber que estás sintiendo es la primera piedra para atravesar el proceso siendo consciente en todo momento de la preciosa información que te aportan. Después analiza y entiende eso que sientes. Preguntas que te ayudarán: ¿Tienes miedo de perderle? ¿Sientes enojo? ¿Tu autoestima está por los suelos? ¿Está sintiéndose culpable?. Más que tratar de buscar un culpable, trata de entender la situación en la que estás y cómo resolverlo.

Te encontrarás muy confuso, porque vives un carrusel de emociones, que van y vienen, pero con paciencia descubrirás que tan sólo hay una o dos emociones muy intensas que derivan en el resto.

Puede ocurrirte que pienses que después de todo lo que has puesto en la relación ahora te encuentres muy desilusionado, este sentimiento te indica que tus expectativas no se han cumplido, por que tu actitud hacia ellas no ha sido la adecuada. Quizás sea el momento de replantearte cuales son a partir de ahora y hacerlas más apropiadas, más alcanzables.

         2.- Culpa

Uno de los sentimientos que más abaten el corazón de un ser humano, es la culpabilidad. Tanto si tú te sientes así, como si te hacen sentir así, no sirve de nada. Afronta la situación como una lección de vida, evita las lamentaciones y remordimientos que surgen y aprovecha esta dolorosa emoción para avanzar en tu vida.

Lo que la sensación de culpa indica es que has roto tus normas o reglas de vida, el dolor te impulsa a no volver a hacerlo y a comportarte según tus criterios, que si no te hacen feliz es justo el momento de revisarlos.

La tendencia general es a negar o suprimir la culpa, porque no nos engañemos, es que duele y mucho sentirse así. Lo que hace es que se fortalece y produce cierta sensación de incapacidad que te impide tomar decisiones.

          3.- Confianza

Tanto en la vida profesional como en la personal, sentirse confiado y que los demás confíen en tí es una emoción que parece dominar en todas las relaciones humanas. En esta situación de traición por parte de tu pareja, resulta obvio que se rompa la confianza. Se percibe como un daño, como una sensación de sentirte herido, que te atraviesa una flecha en el corazón, pero no ves la flecha.

La confianza se basa en el cumplimiento de lo que dice una persona que va a hacer y no hace. Entonces pierdes toda conexión e intimidad con tu pareja. A veces incluso, ni se da cuenta del impacto que ha tenido su acción en ti.

           4.- Posesividad

Se suele confundir en una relación amorosa que tú y tu pareja sois uno. Pues no, sois dos personas diferentes, con sus propios pensamientos y actitudes y otra es la relación entre los dos. Esto significa que cada uno cuida de sí mismo respetando al otro y al mismo tiempo cuida de la relación con el otro.

A menudo se confunde tener pareja con la propiedad sobre la otra persona. Desde este punto de vista, la invasión de la intimidad del otro, imponer el propio criterio, que el otro haga lo que tu quieres puede llevar a una traición, por ejemplo.

         5.- Invertir tiempo

Darse ánimos en esta situación puede resultar una tarea bastante difícil. El objetivo de invertir tiempo en ti mismo es alejarte un rato de la situación que estás viviendo para mantener la cabeza fría y dedicar tu tiempo a cosas que te importan y que te hacen feliz. Actividades al aire libre, irte unos días fuera de la ciudad, ver una película o hacer aquello que nunca te animabas pueden ser buenas opciones.

Cuando vuelves a la realidad de la situación, ves la experiencia de la traición de una forma diferente. Llenarte de sensaciones que te enriquezcan como individuo, estimula tu libertad y autoestima para cambiar la percepción sobre lo sucedido y entender para qué ocurrió.

          6 .- Familia y amigos

Si bien es un apoyo muy importante tener a los amigos y a la familia cerca,y  que te escuchen para obtener apoyo y orientación cuando tus emociones no te dejan pensar con claridad. Elige a aquellas personas que te aman, que te hablan con sinceridad y que evitan que no decaiga tu ánimo con sentimientos de autocompasión, depresión y pensamientos negativos.

           7.- Hablar

Si has llegado hasta aquí, entonces el siguiente paso natural es hablar abiertamente con tu pareja, en un tono amigable y respetuoso. Es momento de explicar las razones, de exponer los sentimientos que tenéis y ponerse en los zapatos del otro y entender la situación. El objetivo no es otro, que llegar a un acuerdo de qué hacer con la relación.

Para ello el tiempo toma aquí su importancia. Quizás sea preciso más de una conversación o tomarse cada uno un tiempo por su cuenta.

          8.- Superación

Llega el momento en el que habéis tomado la decisión de lo que vais a hacer.

En caso de terminar la relación, es inevitable que te invada una sensación muy fuerte de soledad. Tómalo como una nueva oportunidad y toma nota de lo que quieres en una nueva relación. Recuerda ante todo que la relación que más tienes que cuidar es la tuya contigo mismo. Y con respecto a tu pareja, lo mejor que puedes hacer es perdonar.

Reconsidera que si relación continúa, es un buen momento de replantearse los motivos de estar juntos, y cuales serán las nuevas condiciones de seguir juntos. Superar la situación significa no recordar lo que pasó y mucho menos usarlo como chantajes en el futuro.

Como conclusión recuerda que todo el mundo comete errores, se aprende de ello y se sigue adelante. Si te estancas, recordándolo una y otra vez, sólo te estarás dañándote tú a ti mismo. Elige lo que mejor conviene a tu vida, con tu pareja o sin ella.


Fuentes:   justlove.ly y commons.wikimedia.org


También te podría gustar...

Deja un comentario