Aguacate para tus sentidos

Aguacate para tus sentidos

El aguacate es saludable para la vista

Los carotenoides de la luteína y la zeaxantina, filtran ciertas longitudes de onda del espectro de la luz, que son perjudiciales, actuando como antioxidantes en el ojo. Así el aguacate, ayuda a proteger y mantener las retinas sanas contra la degeneración y la aparición de cataratas.

Un apunte a la hora de comprar aguacates, evita la selección de piezas que presenten manchas oscuras, ya que pueden ser una señal de que han recibido golpes y también de que están demasiado maduros. Comprueba por tanto que la textura y el color del aguacate sean lo más homogéneos posibles.

 

El aguacate es saludable para la piel

Los aguacates son una gran fuente de vitamina E, que proporciona ácidos grasos beneficiosos para el organismo. Estimulan la formación de colágeno, de manera que ayuda a revitalizar la piel haciéndola suave y flexible. Totalmente recomendable para pieles secas y/o envejecidas. Incluso si se te cae mucho el cabello o luce opaco o débil, prueba a hacerte una crema de aguacate con una yema de huevo y aceite de oliva extra-virgen. Bate todo bien y aplica en tu cabello una vez por semana. Verás como tu cabello empieza a lucir más brillante y sedoso.

 

El aguacate es saludable para el gusto

El aguacate, con su textura suave, da un sabor especial a las ensaladas, tapas, comidas y hasta a algunas bebidas verdes. Además debes saber que el aguacate te ayuda a mantener una sonrisa brillante debido a que sus compuestos ayudan a encontrar y destruir células orales cancerosas.

 

El aguacate es saludable para el olfato

Es una exquisita base para aceites de masajes. Para potenciar su efecto, acompáñalo con alguno de tipo esencial, como la lavanda que relaja, la rosa que cicatriza y el loto que te ayuda a alcanzar la serenidad. Todo un festival de aromas.

 

El aguacate es saludable para el oido

Está un joven vendiendo aguacates por la calle y dice: ¡aguacates compre aguacates!.

Pasa un señor y le dice: que no, que no quiero tus aguacates.

Al siguiente dia igual: ¡aguacates compre aguacates!.

Pasa una señora y le dice: que no quiero tus aguacates y callate ya.

y al otro dia también: ¡aguacates compre aguacates!.

hasta que uno que pasa se cansa de oirle, le pega y le tira los aguacates al suelo.

El joven se levanta, recoge lo que queda y dice ¡guacamole compre guacamole!.


Fuentes: elchisteexiste.blogspot.com.esmejorconsalud.com y pixabay.com


También te podría gustar...

Deja un comentario