Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul

Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul

 

Te suena lo de algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul, pues estas curiosidades, que pueden llegar a ser supersticiones de las bodas, resultan sorprendentes al igual que algunas otras, veamos de dónde vienen:

 

Algo nuevo, viejo, prestado y azul

Vestir “algo viejo” representa el pasado de la novia, mientras que “algo nuevo” augura un futuro feliz para la pareja. La novia debe conseguir “algo prestado” de alguien que está felizmente casada para transmitir esa buena fortuna. “Algo azul”, finalmente, es un símbolo de la fidelidad y del amor.

 

El velo

Esta costumbre nació en la antigua Roma, cuando se creía que el velo protegería a la novia y le permitiría esconderse de los espíritus malignos celosos de su felicidad.

 

Verse el uno al otro antes de la boda

Esta superstición se remonta a los tiempos de los matrimonios concertados. Entonces se creía que si los novios se veían antes de la ceremonia, podían cambiar de opinión. Hoy, muchas parejas eligen verse y tomarse fotografías antes de dar el sí.

 

¿Buscas música para tu boda?

                        

 

Lluvia en el día de tu boda

En algunas culturas, la lluvia en el día de boda simboliza fertilidad y purificación. El casamiento de esta pareja fue interrumpido por una lluvia torrencial y después de exactamente nueve meses nació su hija.

 

Alzar a la novia a través de la puerta

Esta superstición comenzó en la Europa Medieval, época en la que muchos creían que una novia podía ser atacada por espíritus malignos a través de las plantas de sus pies. Para evitar esta posibilidad, el novio alzaba a la mujer hasta su nuevo hogar.

 

Sonar de las campanas

Una tradición en las bodas irlandesas, las campanas suenan para alejar a los espíritus malignos y para asegurar una vida familiar armoniosa. Algunas novias irlandesas incluso llevan pequeñas campanas en sus buqués como recordatorio de sus votos sagrados.

 

Llorar el día de tu boda

Se supone que la novia tendrá buena suerte si llora durante su boda. La explicación está en que la novia ya habrá derramado todas sus lágrimas y ya no tendrá que llorar durante su matrimonio. Así que no te guardes ninguna lágrima en este día tan especial.


Fuentes: curiosidades.com y pixabay.com


También te podría gustar...

Deja un comentario