Cartuchos de tinta ¿originales?

En el mundo de los cartuchos de tinta han aparecido empresas que nos facilitan que podamos imprimir cómodamente desde casa. Vamos a echar un vistazo a los productos y servicios, que en concreto nos ofrece Prink, que se distingue por ofrecer consumibles para máquinas de oficina y también de casa. Se constituyen en sistemas de franquicia y se encuentran en la mayoría de países europeos.

En cada tienda Prink encontramos personal que asesoran sobre los productos del catálogo y nos resuelven cualquier duda. Además tienen un servicio de reparación de impresoras. De todo el catálogo de productos analizaremos los cartuchos de tinta, que son los más requeridos por los particulares en sus tiendas.

En primer lugar hay que mencionar que lo más recomendable es usar los cartuchos que sean originales y los propios de la marca. Esta opción, a menudo conlleva precios elevados por lo que ofrecen la posibilidad de hacerse con unos cartuchos compatibles e incluso rellenar el mismo cartucho que lleves tú a la tienda. Ah! y hasta este momento no venden online.

En las tiendas Prink tienen todas las opciones mencionadas y se promocionan como que sus precios son más baratos. Hasta aquí nos vale en principio, pero cuando comparamos este tipo de producto con otras marcas resulta que son algo más caros.

Una característica de las impresoras es que tienen un dispositivo de reconocimiento de sus propios cartuchos con lo cual se corre el riesgo de que una vez comprados y puestos, no funcionen. Y luego no lo puedes devolver porque el producto ha sido abierto y usado.

Cartuchos de tinta. Revisión tiendas Prink

Las grandes marcas tienen obligación de reciclar los cartuchos y de ahí que hayan aparecido tiendas que venden cartuchos de tinta como compatibles, cuando en realidad son originales rellenados o incluso cartuchos de peor calidad. Esto hace que en algunos casos la impresora no reconozca el cartucho porque ya estaba manipulado o incluso tener que cambiar los dos a la vez negro y color para que funcionen. Al menos ya te avisan en tienda de que esto puede ocurrir. Así que ante la duda compra los originales.

Hay veces que los cartuchos compatibles no aguantan demasiadas impresiones y cuando vas a la tienda a preguntar resulta que lo pesan, y no he averiguado cuánto es el peso para hacer una comparativa, diciéndote después que no tiene tinta, que está vacío.

En cuanto a que lleves tu cartucho original a rellenar, sólo podrás repetir la operación no más de 4 veces. Si imprimes mucho te puede convenir el kit de rellenado.

En resumen lo barato sale caro, los cartuchos compatibles o rellenados suelen dar problemas, como que la impresora de error o no los reconozca o que impriman pocas copias porque la tinta en el cartucho es escasa. Entonces si te decides por ellos, asegúrate de la garantía y durabilidad de una forma clara, además pregunta sobre las condiciones de devolución y/o cambio del producto.


Fuentes: ciao.es y pixabay.com


También te podría gustar...

Deja un comentario