Claves para conservar alimentos en buen estado

Claves para conservar alimentos en buen estado

Saber conservar los alimentos en buen estado es muy importante para nuestra salud y la de nuestras familias. Y por supuesto la de nuestro bolsillo, tirar de vez en cuando algún alimento porque no hemos puesto cuidado en su conservación puede resultar muy caro a final de año.

La época en la que hay que tener especial cuidado con la conservación de los alimentos  ya que la posibilidad de deterioro y descenso de calidad de la comida es mayor, es en verano. Para evitarlo puedes aprender, a continuación, técnicas de envasado y conservación de alimentos para prolongar su vida en buenas condiciones para el consumo y evitar que se nos estropee la comida antes de tiempo. Como siempre, lo mejor es prevenir, por lo que te aconsejamos que compres solo aquello que te haga falta y en la cantidad necesaria.

Técnicas

  1. Lava bien los cuchillos y tablas de cortar una vez los has utilizado, pues son lugares ideales de acumulación de bacterias porque los restos de comida pueden quedar atrapados en ellos.
  2. Si no vas a consumir los alimentos en el mismo momento guáardalos en el frigorifico. Y no mezcles alimentos crudos con cocinados. Si lo haces, las bacterias de los alimentos crudos pueden pasar a los cocinados y contaminarlos.
  3. Los alimentos que hayas preparado y no se consuman se degradan en el frigorífico tras varios días, de manera que congelarlos puede ser una buena idea, para ello hazlo por raciones en recipientes herméticos. Sin embargo, evita introducirlos inmediatamente después de su cocción en el congelador, ya que los cambios bruscos de temperatura no son buenos para los alimentos y utilizarás mucha energía para enfriarlos.
  4. Cuando vayas a descongelar un alimento, no lo hagas a temperatura ambiente. Deja que se descongele la noche antes en el frigorífico. De esa manera, la cadena del frío se mantiene, porque evitas descongelar los alimentos bruscamente. Si se te ha olvidado a última hora, utiliza el microondas pero no es lo más recomendable.
  5. Cuando recalientes algún plato, hazlo a alta temperatura para destruir posibles bacterias y sírvelo caliente.

Tipos de alimentos

  1. Si consumes alimentos crudos, como frutas y verduras, lávalos con agua suficiente e incluso una solución de agua e hipoclorito sodico para eliminar bacterias y productos químicos que se usan en el cultivo.
  2. Consume pescado siempre cocinado o tras haberlo congelado. El pescado fresco puede estar infectado con anisakis, una bacteria que puede causar enfermedades. Alimentos en riesgo, por consumirse crudos o casi crudos, pueden ser los boquerones en vinagre y otros pescados en escabeche o marinados, como el ceviche. También los pescados ahumados, en salmuera o crudos como el sushi y sus variantes.
  3. La carne picada consúmela el mismo día que la compres, el resto de carne la puedes tener varios días en el frigorífico, pero no más de una semana. La carne picada, al tener mayor contacto con el aire y un mayor grado de manipulación, tiene más riesgos de aparición de patógenos.

Fuentes: oxfamintermon.org y pixabay.com


También te podría gustar...

Deja un comentario