Cómo parecer un italiano y no un turista

Breve guía para visitar Italia y no parecerse en absoluto a un turista:

  • Las mejores cocineras del mundo son tu mamma y tu nonna.

Tu mamma y tu nonna son las mejores cocineras del mundo, y esto no se discute. Un auténtico italiano cree con firmeza que su madre y su abuela son las que mejor cocinan. Y claro a ellos les cuesta mucho independizarse, porque como en casa no se come en ningún sitio.

Hay algunas costumbres que debes saber acerca de la comida, como por ejemplo, nunca comas espaguetis con la cuchara, ¡por Dios! enrolla con el tenedor los espaguetis sobre el borde del plato; nunca se pone pesto en un sandwich y por último y no menos importante si pides un café te lo tomas siempre en la barra, en taza pequeña y nunca con leche.

  • Habla con las manos

El estereotipo considerado como número uno para ser un italiano es, gesticular con las manos. Forma parte de la comunicación mover las manos, pues con ellas también se hablan y sobre todo refuerzan lo que se está diciendo. Se dice que esta costumbre es heredada de aquellos tiempos en los que la inmensa mayoría hablaba dialectos y no se podían entender en lengua italiana.

Gesticula mucho y parecerás un italianoVeamos algunos ejemplos : ¡Andiamo! Levanta el codo horizontalmente frente a tu pecho llevando el brazo doblado. Deja caer la mano y haz girar rápidamente tu muñeca a derecha e izquierda con la mano extendida y firme. Estás indicando claramente que te quieres ir, o por ejemplo ¡Ho una fame da lupo! Extiende tu mano como si fueras un karateka a punto de destrozar una pila de tablas de madera. Lleva tu mano hacia el estómago y golpéate con el canto del dedo índice, doblando levemente el pulgar hacia abajo. Este gesto es inequívoco, es la hora de comer.

Una singularidad del idioma italiano es que para el que no es nativo suena muy musical, donde las palabras van acompañadas de entonaciones agudas o más graves. Con esto no es de extrañar que los italianos inventaran la ópera.

  • Sólo valen las críticas si las hace un italiano

A los italianos les encanta criticar tanto o más que el fútbol, es algo patriótico. Pero si quien critica no es italiano los nativos se revuelven de tal forma que los lleva a defender su patria por encima de todo de una forma muy efusiva.

  • Conduce como un piloto de Fórmula 1

Los italianos adoran sus coches, de hecho un 84% de ellos poseen uno. Y cuando conducen, todo el mundo delante de ellos en la carretera, lo único que hacen es estorbar en la carretera. Su conducta al volante es impaciente, maleducada y van muy rápido. Hasta cuando llegan a su destino, no pierden el tiempo en buscar aparcamiento, se inventan su propia plaza de aparcamiento.


Fuentes:  babbel.com y pixabay.com


También te podría gustar...

Deja un comentario