¿Cómo saber si estás haciendo una compra sostenible?

¿Cómo saber si estás haciendo una compra sostenible?

Te propongo un ejercicio de visualización. Estás en frente de la estantería del supermercado y tienes que elegir entre una bolsa de bollos empaquetados cada uno individualmente o un envase con unidades sin envoltorio. Realmente el primero te resulta más cómodo, pero ¿tu decisión es la mejor para el medio ambiente?

Aunque no lo creas, hay más cuestiones que te puedes plantear para conseguir que tu compra sea más sostenible. Muchas de las ideas pasan antes por las llamadas tres R: R de Reciclaje, R de Repensar y de R de Reducir.

En una experiencia de acompañamiento en la compra de 100 usuarios de la Mancomunidad de San Markos reveló que cada familia podía dejar de generar 7,97 kilos al año de embalajes innecesarios siguiendo 10 simples pautas. Aquí va un resumen para compras relacionadas con la alimentación:

  • Sal de casa con una lista definida de los productos que necesitas.
  • Elige productos concentrados, generan menos envases.
  • Compra productos en envase familiar. Resultan más baratos y también producen menos residuos.
  • Compra productos a granel.
  • Elige vidrio antes que otro envase ya que se recicla continuamente sin perder propiedades.
  • Evita el exceso de envoltorio.
  • Evita los productos de usar y tirar.
  • Consume productos de temporada y agua fresca.
  • Evita el aluminio, ya que sus procesos de extracción y transformación tiene grandes costes económicos y medioambientales. Si tienes que usarlo, recuerda reciclarlo.
  • Y por supuesto, lleva de casa tu propia bolsa o carro para la compra.

Para el resto de adquisiciones, recuerda primar productos en función de su calidad y durabilidad. Además busca los logotipos que te indican si tu compra está siendo o no sostenible. Estos puntos los puedes aplicar a productos de drogueria, productos de madera, productos de ropa y accesorios y por supuesto productos de alimentación.


Fuentes: actividades-mcp.es y flic.kr


También te podría gustar...

Deja un comentario