Consejos para combatir los resfriados

woman-698948_1280-b

Los resfriados pueden darse en cualquier época del año. Siempre se asocian a la época de invierno, pero está comprobado que el 20% se producen durante el periodo estival. No existe ninguna diferencia entre un resfriado de verano y uno de invierno, los síntomas y el cuadro que presenta el paciente son los mismos.

Ambos son una infección de las vías respiratorias superiores que dura, aproximadamente, una semana y su periodo de incubación es de 48 a 72 horas. En verano es mucho más molesto, ya que te obliga estar en reposo varios días en casa y tomando comida caliente como caldos o sopas.

 

  • Factores de riesgo más frecuentes

Entre las principales causas encontramos los cambios bruscos de temperatura, aunque también existen otros factores como la fatiga, el estrés, enfermedades crónicas (especialmente las respiratorias) o una dieta inadecuada.

Como explica la doctora Paloma Casado, ” los aires acondicionados son uno de los principales causantes de los cuadros catarrales durante el verano, ya que bajan las defensas de nuestro organismo y los virus aprovechan ese momento para atacar nuestro sistema inmunológico y provocan el resfriado.”

 

  • Evitar los resfriados de verano

Según la doctora Casado, “debemos evitar los cambios bruscos de temperatura, no tomar bebidas ni muy frías ni muy calientes, y sobre todo, estar constantemente limpiándose las manos, ya que es uno de los medios principales por los que se contagian los virus.”

Lo mejor es no exponerse mucho tiempo al sol y mantener el sistema de climatización a una temperatura entre 22 y 24ºC. La humedad del ambiente debe superar el 30%. Si hay zonas de la casa muy secas, es aconsejable poner una planta para humedecer más el ambiente, además de aparatos humificadores. Es aconsejable también airear la habitación para renovar el aire. Además de cubrirse la boca para no extender los virus.

 

  • ¿Existe un tratamiento contra los resfriados?

No hay un tratamiento curativo como tal, el mejor método es evitar todos los factores desencadenantes o provocadores. Hay que hacer hincapié en que los antibióticos no son efectivos contra el resfriado, ya que al bajar nuestra flora hacemos que se propague más el virus. Sí que se pueden tomar antitérmicos para reducir la fiebre.

 

728_x_90_Leaderboard_-_Spanish2

Los tratamientos que se pueden utilizar en el resfriado son:

– Lavados nasales de agua con sal, que alivian las molestias de la congestión nasal y ayudan a limpiar las mucosidades.

– Descongestionantes nasales, son muy útiles para controlar el goteo nasal y se consigue un alivio inmediato. Pero no es recomendable utilizarlos durante mucho tiempo, ni en paciente de riesgo.

Los analgésicos o antitérmicos, consiguen aliviar los dolores y disminuir la fiebre.

– Los antitusígenos son de ayuda en la tos irritada, pero no se deben utilizar si la tos es persistente o con mucosidad.

Los mucoliticos y expectorantes, hacen eliminar las mucosidades.

Existen tratamientos naturales como, por ejemplo, seguir una dieta equilibrada, beber zumos de frutas, mucha agua y descansar. Así mismo, no debemos olvidarnos de llevar una buena alimentación para subir las defensas.


Fuentes: salud.facilisimo.com y pixabay.com


Nota importante: No nos hacemos responsables del uso que los lectores le den a este contenido. Esta información no representa consejo o asesoría médica. Por favor, consulta con un profesional antes de llevar a cabo cualquier consejo recomendado en esta web.


También te podría gustar...

Deja un comentario