Los diez mandamientos para vender tu casa

home-589068_640

Ha llegado el momento, has decidido vender tu casa, y no sabes por donde empezar. A continuación te ofrecemos los diez mandamientos que debes cumplir para tener una venta exitosa:

1. Amarás la presentación de tu casa sobre todas las cosas

El comprador se ha vuelto exigente y ya no admite cualquier cosa. Ya no sólo es una cuestión de precio, también el inmueble tiene causar una buena imagen por sí sola. Antes de poner la casa a la venta es preciso aplicar la técnica del toque decorativo, o Home Staging, es decir, acondicionar el espacio teniendo como objetivo número uno la presentación más atractiva que puedas de la vivienda. Un toque de ambientador, unas flores en un jarrón y esos detalles que resulten la casa lo más acogedora posible.

2. No dirás el nombre del alquiler en vano

Es una incertidumbre, es un desasosiego, el no saber cuándo venderás la vivienda. Si se alarga demasiado la venta, puedes optar por recurrir al alquiler, sobre todo si necesitas liquidez o ya vives en otra casa y no te lo puedes permitir.

3. Santificarás el precio

Para ofrecer un precio justo por tu vivienda, consulta los precios de otros inmuebles de las mismas características de tu casa y también contrata los servicios profesionales de al menos un par de tasadores. Ofrece un precio en el que haya un margen para poder hacer una rebaja si la situación del comprador pudiera requerirlo.

4. Honrarás al cliente extranjero

Si el poder adquisitivo de tu futuro comprador no es el suficiente, puedes plantearte ofertar tu vivienda en el mercado extranjero. Si bien es verdad que sus motivaciones pueden ser no solo comprar para vivir si no buscar una opción de negocio como inversión. Busca asesoramiento especializado en este área para facilitar el trámite.

5. No matarás a tu agente inmobiliario

La figura del agente inmobiliario se ha visto perjudicada, desde el boom en la venta de viviendas, en el que se usaban todo tipo de prácticas para vender, para luego pasar a una crisis que ha dejado mermado el número de oficinas y profesionales.

La pérdida de confianza en el sector puede recuperarse implementando la transparencia en la compraventa de viviendas, de forma ética y formal. Recuerda que llegan a más potenciales clientes y pueden encontrar el comprador perfecto.

6. No acometerás obras sin un estudio previo

A veces es tentador realizar obras o reparaciones para mejorar la vivienda. Es el caso de inmuebles antiguos, pero atención, quizás no te interese poner todo patas arriba para que todo sea nuevo si no hay ascensor en el edificio o hay problemas de aparcamiento en la calle, y esto puede no sólo dificultar la venta si  no tener que rebajar el precio perdiendo dinero en el camino.

7. No robarás al contribuyente

Son esos otros gastos que tendrá la vivienda y que el futuro comprador no conoce. La crisis ha dejado mermadas las cajas de ayuntamientos y gobiernos, y esto se traduce en impuestos más altos en la compraventa de viviendas, en las tasas municipales, en los gastos de comunidad y otros que se sacan de la manga.

8. No mentirás sobre la documentación de la vivienda

En el momento de la compraventa, tienes que entregar la documentación de la vivienda. Asegúrate de que está todo en orden y con el pago de los impuestos al día.

Entre estos documentos destacan por orden de importancia: la escritura o título de propiedad, certificado de estar al corriente de los pagos de la comunidad de vecinos, último recibo del pago del impuesto de la vivienda, último recibo pagado del préstamo hipotecario o la escritura de cancelación, últimos recibos del agua, gas y electricidad, y si añades un plano de la vivienda pues mejor.

9. No consentirás cláusulas abusivas ni comisiones infladas

Si te encuentras en la delicada situación de haberte quedado sin trabajo y los ingresos familiares no pueden afrontar los gastos de la vivienda, puede que no te quede más remedio que vender tu vivienda.

Pero si no consigues venderla a tiempo, ten en cuenta dos cosas: antes de que las deudas se pueden empezar a acumular anticipate a sufrir un posible embargo, renegociando todos las deudas y revisa la contratación de tu hipoteca por si hubiera alguna cláusula abusiva o algo que pasaste por alto pensando que no tendría importancia y ahora si que la tiene.

10. No codiciarás la rentabilidad del vecino

Dos personas tienen una casa situada en el mismo barrio, con las mismas características y calidades. Sin embargo, uno de los propietarios ganó el doble de dinero con la venta que el otro. De hecho, el segundo apenas ha logrado liquidar la hipoteca pendiente.

La razón está en la fecha de la venta, que está separada por el suficiente tiempo para que se de esta situación. A veces hay que aceptar que los ciclos de compraventa de inmuebles cambian y no nos ha tocado el mejor mometo.

Si te urge vender siempre hay que escuchar todas las ofertas, quizás dónde menos te lo esperes haya una oportunidad de acuerdo.


Fuentes: abc.es y pixabay.com


También te podría gustar...

Deja un comentario