Un hombre se dispara un arma bajo el agua ¿morirá?

Espeluznante experimento donde el físico noruego y divulgador Andreas Wahl se puso delante de un arma sumergida en agua y se la disparó contra sí mismo para demostrar el comportamiento de una bala en el agua.

¿Que crees que pasará?

Canal Youtube: NRK Viten

Se deduce de esta demostración que es más difícil mover un objeto en el agua que en el aire. Es una sensación conocida y familiar que cuando andamos por el agua nos cuesta mover las piernas.

La explicación es fácil y sencilla.

La respuesta es la densidad. En igualdad de condiciones, la densidad es mucho menor en el aire que en el agua. Esto quiere decir que las moléculas de agua están más juntas que las moléculas de aire.

Y al estar más juntas cualquier objeto tendrá más resistencia para moverse o avanzar, como en este caso la bala.

Ahora cabe la pregunta de ¿si tuviera la bala mayor potencia podría alcanzarle? Esto será prueba algún día de otro loco experimento.


También te podría gustar...

Deja un comentario