Lo que nunca te han contado sobre las dietas

scale-403585_640

Si has llegado hasta aquí porque te estás planteando bajar de peso y quieres ponerte a dieta, debes saber varias cosas antes de empezar.

En primer lugar, ¿sabes cómo se alimentaban nuestros antecesores en las cavernas?, te parecerá que es una pregunta absurda, pero tiene todo el sentido para ayudarnos a entender nuestro comportamiento ante un plato de comida.

En su época, no disponían de alimento tan a la mano como actualmente. Nuestros ancestros debían emplear mucha energía para salir a cazar, con el objeto de alimentar a la comunidad. Por tanto, durante unos días tenían comida y cuando se terminaba tenían que volver a cazar. Esta situación implicaba que no sabían ni cuándo iban a comer ni cuánto.

Como en la actualidad no hay que salir a cazar, y que basta con abrir la nevera o acercarse al supermercado más cercano, para tener cualquier alimento que queramos, nuestro sentido del hambre no funciona apropiadamente. Es nuestro mecanismo ancestral del apetito la que nos hace comer de más cuando no lo necesitamos.female-diet-870519_640

¿Cuántas veces has comido algo sin hambre sólo porque era una celebración o alguien te invitaba a tomar algo y por cumplir accedías?. Es lógico que estas situaciones promuevan menor gasto de energía para conseguir comida y por tanto elevar el peso corporal hasta el sobrepeso y obesidad que se da actualmente en la sociedad.

En segundo lugar, las personas usan las dietas con un objetivo concreto, que es el de perder una cantidad de kilos durante un período determinado.

girl-1031308_640

El mantra más instalado en nuestra mente es el de “Come menos y muévete más”.

Parece fácil, pero es difícil conseguir y sobre todo de mantener para la mayoría de personas.

El enfoque tradicional consiste en limitar la ingesta de calorías o eliminar determinados alimentos de la dieta o tomar inhibidores del apetito para comer menos o llevar un registro de las actividades alimenticias y deportivas o saltarse algunas comidas o excederse en el ejercicio y así con otras tantas premisas parecidas.

En tercer lugar, es más que aconsejable realizar la dieta bajo supervisión médica, recuérdalo si tienes previsto empezar alguna. Respecto al metabolismo, hay profesionales que indican realizar entre tres y cinco comidas al día. El objetivo es mantener activo el metabolismo para que queme más calorías. Esto quiere decir que no tienes que saltarte ninguna comida, bajo ningún concepto.

Click aquí para recibir más información

Como consecuencia, este tipo de estrategias consumen mucha energía mental y física. La experiencia de adelgazar se convierte en algo pesado, ya que tanto nuestra mente como nuestras emociones nos hablan de forma negativa, que si me aburro, que si no tengo voluntad, que no aguantaré, que si me está costando mucho, etc. Y al dejar la dieta se produce un efecto rebote recuperando los mismos kilos perdidos y en ocasiones hasta más.

apple-juice-1055331_640

¿Te ha pasado a tí? pues déjame que te cuente que privar al cuerpo de los nutrientes esenciales provoca que cuando dejes la dieta empieces a retener todo lo que ingieres ante la posibilidad de que vuelva a faltar más adelante y el cuerpo almacena todo lo que comes.

Así que para conseguir tu peso ideal, no el que marcan las revistas ni los fabricantes de ropa, ese peso que te hace sentir cómodo y con salud, hay que dejar a un lado toda dieta que tiranice nuestra manera de alimentarnos, y que nos dificulte llevar una vida saludable y sostenible.

model-984066_640

El enfoque adecuado consiste en conocer como funciona nuestro organismo dándole lo que necesita y ser más conscientes de como crear un estilo de vida adecuado, que se base en el equilibrio, la variedad y la moderación.

¿Quieres más información?
Suscríbete y recibirás un ebook de regalo:
“Top 10 – Hábitos alimenticios para perder peso”
¡Totalmente gratis!

  Sí, quiero suscribirme y recibir mi regalo


Fuente Imágenes: Pixabay.com


También te podría gustar...

Deja un comentario